Donde antes había una isla

Hace siglos el Ebro pasaba por delante del lugar donde se situa nuestra casa. La zona formaba parte de una isla situada al norte del Delta, pero una gran crecida cambió el curso del río. Así, el antiguo cauce del Ebro se convirtió en un brazo secundario y finalmente, el siglo pasado, nuestros antepasados ​​transformaron la tierra yerma del antiguo "Riet" en fértiles campos de arroz. Aparte de los mapas antiguos y del topónimo deIlla de Mar, los desniveles de los cuadros de los arrozales y la fuerza con que arraigan los árboles de ribera que pueblan nuestra finca todavía dejan adivinar que por allí pasaba el Ebro. Aquí puede ver unas recreaciones (los autores son A. Canicio la C. Ibáñez) de cómo era el Delta del Ebro en el siglo SVI i en el siglo XVIII, cuando todavía había una isla en el lugar donde ahora estamos.

Representació del Delta de l'Ebre al S.XVIRepresentació del Delta de l'Ebre al S.XVIII

Una finca dedicada al cultivo del arroz

La finca donde se ubica nuestra casa de turismo rural, de algo más de seis hectáreas, está dedicada plenamente al arroz, cultivo característico del Delta del Ebro. El paisaje que se puede disfrutar desde nuestra casa de campo va cambiando a lo largo del año, siguiendo el ciclo del arroz. En primavera podrás ver los arrozales inundados y como empiezan a despuntar las plantas de arroz, en verano los campos se convierten en una inmensa alfombra verde, al final del verano recogemos el arroz y luego lo secamos en nuestra era. En otoño e invierno muchos pájaros migratorios visitan nuestros arrozales inundados para alimentarse.

Estamos en el lugar perfecto para conocer el Delta del Ebro

Nuestra casa rural está situada en un lugar idóneo para explorar en bici o en coche el Parque Natural del Delta del Ebro, sus espectaculares reservorios de aves y las tranqui·las e inmensas playas arenosas.

Cerca de la casa hay uno de los lugares más especiales del Delta del Ebro, la Punta del Fangar. Es una inmensa lengua de arena que penetra en el mar y que recuerda un desierto africano, incluyendo espejismos los días de mayor insolación. Sólo hay una única construcción: un faro que avisa a las embarcaciones que no embarranquen. Para llegar hay que aparcar el coche en la platja de La Marquesa (a cuatro kilómetros de la casa) y desde allí hacer una agradable caminata de una hora por la orilla del mar hasta llegar al faro.

Far del Fangar Delta de l'Ebre

El actual curso del río Ebro, aún hoy esplendoroso, está a unos 5 kilómetros de la casa. También tenemos muy cerca la Badia del Fangar y las lagunas del Canal Vell I de Les Olles, donde recomendamos llegar en bicicleta por tranquilos caminos bordeados por acequias y arrozales.

Si deseais conocer qué visitas y actividades se pueden hacer en la zona id aquí.